Relator de ONU hace recomendaciones sobre Masacre de Bagua al gobierno peruano


El Relator Especial de Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre la Situación de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales de los Pueblos Indígenas, James Anaya, emitió en martes (21) informe referido a la Masacre de Bagua. El documento formula serias recomendaciones al gobierno peruano, principalmente sobre la necesidad de constituir una Comisión Independiente para una investigación exhaustiva, objetiva e imparcial de los hechos.

Titulado "Observaciones sobre la situación de los pueblos indígenas de la Amazonía y los sucesos del 5 de junio y días posteriores en las provincias de Bagua y Utcubamba, Perú", el informe recomienda también revisar las imputaciones contra dirigentes indígenas perseguidos judicialmente, así como garantizar un proceso de consulta adecuado con los pueblos indígenas.
Anaya visitó el Perú el 17 y 19 de junio, donde se entrevistó con autoridades, pueblos indígenas y recabó información en el mismo lugar de los hechos. En su informe presentado en martes, señala que recibió información sobre irregularidades en las detenciones, incluyendo una ausencia de notificación de los motivos de la detención, así como limitaciones en la defensa legal de los detenidos.

"Información adicional recibida señalaba con detalles y ejemplos un clima de persecución en contra de las comunidades indígenas en los días posteriores a los enfrentamientos del 5 de junio, incluyendo allanamientos sin orden judicial, y denuncias y acusaciones contra dirigentes indígenas", señala el documento.

En el mismo tema, expresa su preocupación porque continúan haciéndose imputaciones penales contra dirigentes indígenas por su participación en los actos de protesta de los pueblos indígenas, tal como lo evidencian las órdenes de detención contra varios de ellos en la semana del 6 de julio. "Estas órdenes claramente ponen en peligro el proceso de diálogo", advierte.
Agrega que "como una medida encaminada a generar confianza entre las partes para avanzar en el proceso de diálogo, el Relator recomienda que las autoridades competentes revisen las imputaciones y procesos judiciales contra dirigentes y autoridades indígenas, cuya participación en el dialogo es indispensable".

Respecto a la comisión especial e independiente para el esclarecimiento de los hechos del 5 de junio de 2009 y días posteriores, Anaya recomienda que esté conformada por varias instituciones que tengan credibilidad para todas las partes involucradas y que cuente con representación indígena. Asimismo, recomienda la participación de actores de la comunidad internacional en el trabajo de esta comisión especial.

Para el relator especial, es indispensable que el Estado de Perú implemente efectivamente un procedimiento de consulta con los pueblos indígenas que sea compatible con las normas internacionales, como el Convenio 169 de la OIT (Organización Internacional de Trabajo) y la Declaración de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas. "Este procedimiento debería ser puesto en práctica con la participación de los pueblos indígenas del país, y debería guiar al Estado en el desarrollo de futuros proyectos que afectan a los pueblos indígenas", subraya.