Preocupación por el otorgamiento del Indulto Humanitario irregular

Bruselas, 29.01.2018


La Plataforma Europa Perú (PEP), la Red EU-LAT (ex CIFCA y Grupo Sur) y la CIDSE quieren
expresar a la Unión Europea su más alta preocupación por la situación de los derechos humanos en el Perú, a raíz del indulto humanitario otorgado el pasado 24 de diciembre por el presidente Pedro Pablo Kuczynski al ex mandatario Alberto Fujimori, sentenciado a 25 años de prisión por graves violaciones a los derechos humanos. Las tres redes de sociedad civil hacen un llamado a la Unión Europea y a sus Estados Miembros a pronunciarse ante esta situación y solicitar al Estado peruano que garantice el debido respeto al derecho de las víctimas y/o familiares de obtener verdad, justicia, y reparación, así como garantizar el efectivo cumplimiento de su parte de las normas y sentencias jurídicas nacionales e internacionales
.


Tal como lo señala la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)1, el otorgamiento de
este indulto por supuestos motivos de salud, no cumple con los requisitos legales fundamentales
como tampoco con los elementos del debido proceso legal e independencia y transparencia de la
junta de evaluación técnica, lo cual pone en serias dudas los avances conseguidos en los últimos
años en la consolidación de la democracia y el Estado de derecho, principios centrales en la
política exterior de la Unión Europea con el Perú. Asimismo, representa un grave retroceso en la
búsqueda de verdad, justicia y reparación2para todas las víctimas del conflicto interno vividos en el país entre los años 1980 y 2000.


Alberto Fujimori fue sentenciado el 7 de abril de 2009 a 25 años de prisión por graves violaciones a
los derechos humanos y por delito de lesa humanidad, sentencia confirmada el 30 de diciembre de
2009 por la Corte Suprema de justicia de la República del Perú. Entre los hechos que justificaron
dicha condena, están el asesinato de 9 estudiantes y un profesor de la Universidad La Cantuta
(Caso Cantuta), Lima; así como el asesinato de 15 personas en Barrio Altos, Lima (Caso Barrios
Altos).

Estos crimines fueron considerados por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)
como crimines de lesa humanidad en su sentencia de 2011. Según el derecho internacional de
derechos humanos y por mandato expreso de la propia Corte Interamericana, los crimines de lesa humanidad no pueden ser objeto de indultos o amnistías, dada la gravedad de los delitos por los
cuales las personas sentenciadas hayan sido encontradas culpables. Igualmente, es necesario
precisar que, durante otros procesos, también se condenó a Alberto Fujimori por delitos de
corrupción de funcionarios y desvío de fondos del Estado.


Cabe recordar que el indulto ha sido otorgado en medio de una grave crisis política en el Perú, en
tanto coincidió con las acusaciones de corrupción en contra de una gran cantidad de políticos,
incluido el mismo presidente Kuczynski, quién temía ser destituido de su función, por parte del
Congreso. Kuczynski logró salvarse de la vacancia por la abstención en la votación congresal de
una parte de miembros de la bancada Fujimorista, lo que generó que no hubiesen los votos
requeridos por la Constitución (mayoría calificada) para vacar al presidente.


Como consecuencia, varios actores han interpretado el indulto otorgado por el presidente Pedro
Pablo Kuczynski el mismo 24 de diciembre como un operativo político para corresponder a la
bancada Fujimorista – que cuenta con mayoría en el congreso y que durante el último año ha
prácticamente incapacitado al poder ejecutivo de gobernar efectivamente en Perú. En ese orden
de ideas y desde una perspectiva más amplia, se puede calificar el indulto como parte de un pacto
de impunidad entre el gobierno peruano y el fujimorismo, que busca encubrir casos graves de
corrupción y violaciones de derechos humanos de las últimas décadas.


Así, el trasfondo político pone en tela de juicio que la decisión del indulto haya respondido
efectivamente a razones humanitarias. Por ello, el llamado a la “reconciliación nacional” al que ha
aludido el presidente Kuczynski resulta preocupante cuando los derechos de las víctimas afectados
durante el mandato de Alberto Fujimori están siendo vulnerados, colocándose por debajo de
intereses personales y partidarios de índole política.


Al respecto, la CIDH ha manifestado su rotundo rechazo al indulto a Alberto Fujimori, “por tratarse
de una decisión contraria a las obligaciones internacionales del Estado de Perú”, formulando un
llamado a que se adopten las medidas necesarias inmediatas para restablecer los derechos de las
víctimas que fueron afectados con esta decisión presidencial.


Ante lo ocurrido en las últimas semanas, la PEP, Red EU-LAT y CIDSE solicitamos a la Unión
Europea y sus Estados miembros que se pronuncian al más alto nivel ante esta situación
preocupante y que:


• Soliciten al estado peruano que acate la decisión que será tomada por la Corte Interamericana
de Derechos Humanos, en la Audiencia de Supervisión de Cumplimiento de la sentencia en los
Casos barrios Altos y Cantuta, convocadas para el 2 de Febrero de 2018, a solicitud de las
organizaciones de derechos humanos representantes de las víctimas y en la que se abordará la
legitimidad del indulto humanitario y sus graves consecuencias en la lucha contra la impunidad.


• En el marco del diálogo de derechos humanos Unión Europea - Perú, que la Unión Europea haga
seguimiento a los resultados de la audiencia de control de acusación en la Sala Penal Nacional
realizada el 26 de enero de 2018 en el caso Pativilca.


• Soliciten al Estado peruano que garantice el derecho de las víctimas a la verdad, la justicia y la
reparación, de las atrocidades ocurridas durante el régimen fujimorista. Así como que cumpla con la observación del debido respeto a las normas internacionales de protección de los derechos
humanos que contribuyan a fortalecer el Estado de derecho.


• Respalden expresamente a los organismos internacionales de protección de los derechos
humanos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en sus recomendaciones al
Estado peruano sobre el indulto otorgado al expresidente Fujimori.


• Tomen otras medidas complementarias a las arriba mencionadas para asegurar el cumplimiento
de la Cláusula Democrática suscrita por las dos partes como primer artículo del Acuerdo Comercial
Multiparte entre Perú, Colombia, Ecuador y la Unión Europea.

Plataforma Europa Perú                     Red EU-LAT (ex CIFCA y Grupo Sur)                                  CIDSE


1Comunicado de prensa 218/17; “CIDH expresa profunda preocupación y cuestiona el indulto concedido a Alberto Fujimori”.

2Cabe recordar que la Unión Europea misma había financiado proyectos relativos al seguimiento de las
recomendaciones de la Comisión Verdad y Reconciliación en 2006.