Grecia

Skouries es un pequeño sitio en la provincia de Halkidiki en el norte de Grecia. Esta péninsula se considera en cambio como el paraíso secreto de Grecia. La naturaleza salvaje, la biodiversidad rica y una mezcla de montañas, bosques, de mar y de playa cambian esa región en uno de los sitios más turísticos de Grecia. Las personas en esa región dependen casi todos del turismo, de la pesca, de la apicultura y/o de la agricultura. Por este motivo esa región es como tal sensible por la venida de las actividades mineras en gran escala. 

Antecedentes

Desde décadas las empresas mineras tentan de obtener el permiso para extraer los minerales (sobre todo el oro y el cobre) en el suelo de Halkidiki. Según las estimaciones esa actividad podría reportar algunos 15,5 mil millones de euros. Esa explotación es, sin embargo, inconciliable con las actividades actuales en la región. Los turistas son atraídos cada año por los ecosistemas excepcionales (con algunos de los últimos selvas vírgenes de Europa) con su aire puro, sus playas llanuras, sus ríos idílicos, … . Fuera de eso la pesca et la agricultura constituyen las principales fuentes de beneficios para esa región. Esa posición fue accentuada por el Tribunal Supremo griego que concluyó que los beneficios económicos no compensan el eventual impacto ecológico de la minería como la contaminación atmosférica, el drenaje ácido, la desaparición et la contaminación de las aguas subterráneas, de los ríos y del mar y el aumento de la concentración de metales pesados en la cadena alimentaria.

Este juicio resultó en cerca una década de silencio sobre las posibilidades mineras en Halkidiki. En 2009 la crisis económica lanzó más fuerte en Grecia que en otro sitio. Una combinación de desempleo alto y la actitud desesperada de un Ministro de Medio Ambiente para poder atraer inversores extranjeros resultaron en una reapertura del debate sobre la minería. La explotación de 380 millones de minerales durante los 25 próximos años debría sacar al país de la crisis. En 2011 la empresa canadiense Eldorado Gold compró 95% de las acciones de European Gold Field por un precio de 1,8 mil millones de euros.

Situación actual

Hellas Gold, una sucursal de Eldorado, desarolla en el día de hoy una gran mina de oro y de cobre en el medio de una colina que hasta ahora fue cubierta completamente por una selva virgen intacta. Algunas 180 hectáreas de bosque precioso ya fueron cortadas para hacer sitio à la mina, una empresa transformadora y dos grandes balsas estériles. La mina de Halkidiki y una mina en Tracia procurarían que Grecia se volvería en el productor de oro el más grande en Europa.

Ahora Hellas Gold ha aparcado sus planes porque la empresa no está de acuerdo con la posición del gobierno griego frente al proyecto desde el establecimiento de ese gobierno de izquierda. El Ministerio de Energía et de Medio Ambiente bloquearía la emisión de los permisos y de las licencias que Hellas Gold necesita para realizar el proyecto. Eldorado Gold ya ha invertido 300 millones de dólares estadounidenses en ese proyecto. La empresa parará también su otro proyecto de  Olympias en marzo 2016 cuando ella no disponga de los permisos.

Hellas Gold sigue buscando entonces la aprobación del gobierno pero la oposición de los grupos ecologistas lo impide. Estos grupos proponen con razón que los proyectos mineras perjudican al turismo y al medio ambiente.

Adémas de eso el gobierno ha retirado los permisos que ya fueron otorgados en 2015. Actualmente Eldorado Gold está implicado en una lucha judicial para debilitar estas sentencias. El CEO de la empresa está frustrado y asegura que Skouries está cambiando en un juguete político de Grecia. Eldorado Gold es uno de los más grandes inversos en Grecia pero se plantea la cuestión de saber si la situación permanecerá así. Su paciencia está disminuyendo gradualmente. Entonces Eldorado Gold cesará también sus proyectos en Tracia.

La empresa ha tomado esta decisión porque ella no está dispuesta de continuar de esa manera mientras no haya claridad sobre la avenida y el gobierno no adopte una actitud constructiva. La empresa confía en el cambio en 2016.

Paul Wright, el CEO de Eldorado Gold, reclama que al menos 500 empleos se habrán perdido por proyecto en caso de cesación. Según él, el nuevo gobierno de izquierda no puede emplear Skouries como un juguete político. Además de la oposición contra la mina hay entonces por desgracia resistencía a favor de la mina y contra la decisión del gobierno. 

Véase aqui también el vídeo 'Restless Minds' sobre el caso de Halkidiki en el Norte de Grecia.