©Pablo Rojas Madariaga / Danwatch
Aäron De Fruyt | Chile, Chile, Chile, Chile, Chile, Minería, Minería, Minería, Minería, Minería, Publicaciones, Publicaciones, Publicaciones, Publicaciones, Publicaciones

La explotación de litio está secando el desierto más seco del mundo

 

*Este artículo es un resumen de un projecto de investigación realizado por Danwatc, publicado en colaboración con CATAPA y SETEM. Más información al final del artículo.

El desierto de Acatama en Chile, el desierto más seco del mundo, está perdiendo gradualmente sus últimos recursos hídricos. Las comunidades indígenas han estado dando la voz de alarma durante varios años y ahora están siendo fortalecidas por la investigación científica y las organizaciones ambientales. ¿Por esta deshidratación? Minería de litio.

El litio es esencial para las baterías de nuestros teléfonos, nuestros ordenadores y para los vehículos eléctricos, con un explosivo aumento en demanda, que a menudo se ven como la clave para una transición a la energía verde. Chile, que posee la mitad de las reservas mundiales de litio, ha sido declarado «la Arabia Saudí del litio» y casi todas sus exportaciones se extraen actualmente del desierto de Atacama, el lugar más seco del mundo. Pero extraer el litio de Atacama significa bombear grandes cantidades de recursos hídricos escasos. Recursos hídricos que han permitido a los pueblos indígenas y a los animales sobrevivir en el desierto durante miles de años.

Según los investigadores, la extracción ya está causando daños duraderos a los frágiles ecosistemas de la zona. En Atacama y en otras partes de Chile, las comunidades indígenas están protestando contra los planes actuales y futuros de extracción de litio. Muchas comunidades afirman que nunca fueron consultadas antes de los proyectos mineros, aunque las autoridades chilenas están obligadas a hacerlo en virtud de los tratados internacionales ratificados por el Estado chileno. El centro de investigación Danwatch puede documentar que compañías como Samsung, Panasonic, Apple, Tesla y BMW obtienen baterías de compañías que usan litio chileno.

Con las incomparables reservas de litio del país y la creciente importancia del metal para el sector energético, Chile ha recibido ocasionalmente la etiqueta de «la Arabia Saudí del litio». Casi el 40 por ciento del suministro mundial proviene de Chile en los últimos 20 años y, como Danwatch puede revelar, termina en algunos de los aparatos electrónicos y coches eléctricos más populares. El metal es uno de los productos más populares del sector energético chileno.

Sin embargo, las comunidades indígenas de Atacama se vieron atrapadas. Chile ha firmado el Convenio 169 de la OIT, que obliga a los gobiernos a consultar a los pueblos indígenas cuando se llevan a cabo proyectos importantes en su zona. Sin embargo, según la gente de Pai-Ote, no fueron consultados antes de que los proyectos de litio fueran presentados en los medios de comunicación. «Nos enteramos por la prensa que se había hecho un acuerdo que permitió a SQM iniciar la minería de litio aquí. Nadie le preguntó al pueblo Colla si quería que la minería estuviera en su territorio», dice Ariel León, representante de la comunidad Colla.

El litio chileno se puede extraer a bajo costo: los mineros bombean salmuera rica en litio desde un depósito masivo bajo la planicie salada de Atacama hasta enormes charcos en la superficie del desierto. La mayor radiación solar del mundo hace que el agua de la salmuera se evapore rápidamente, haciendo que el litio se recoja junto con otras sales y minerales.

Durante este proceso, el 95% de la salmuera extraída se evapora en el aire. Esto acelera la escasez de agua en Atacama, según Ingrid Garcés, profesora de tecnología de la Universidad chilena de Antofagasta, que realiza investigaciones en salinas. «En Chile, la minería de litio es considerada una forma normal de minería, como si se tratara de una roca dura. Pero no se trata de una actividad minera habitual, sino de la extracción de agua», dice.

Las dos empresas detrás de la minería de litio en Atacama, la chilena Soc. Química & Minera de Chile (SQM) y la estadounidense Albemarle Corp., tienen permisos para extraer casi 2.000 litros de salmuera por segundo. Además de la salmuera, los mineros de litio también extraen cantidades significativas de agua dulce junto con las minas de cobre cercanas. «El resultado es un impacto en la biodiversidad en general. Y ese efecto ya es visible: los humedales se están secando», dice Ingrid Garces.

Las comunidades indígenas de Atacama han estado dando la voz de alarma sobre la escasez de agua durante años. Según el Consejo del Pueblo Atacama, que representa a 18 comunidades indígenas, los ríos, lagunas y praderas han disminuido en agua en la última década. Sin embargo, las autoridades chilenas han confiado en gran medida en las evaluaciones de impacto ambiental de las propias empresas mineras. Y, en general, estos estudios no han encontrado ningún impacto significativo en los niveles de agua o en la naturaleza circundante.

«Para la población local, el cambio es muy claro. Notan que hay menos agua para sus animales y ven cómo los ríos se secan. Estos conocimientos anecdóticos no son tomado en serio por las empresas ni por el Estado», afirma Cristina Dorador, bióloga y profesora asociada de la Universidad chilena de Antofagasta, que estudia la vida microbiana en Atacama.

En agosto de 2019, un análisis de imágenes de satélite realizado por la empresa de análisis de satélites SpaceKnow y la revista científica Engineering & Technology llegó a una conclusión similar. Con base en imágenes satelitales del período 2015-2019, se observó una fuerte relación inversa entre el nivel de agua en las lagunas de litio de SQM y las lagunas circundantes: «A medida que el nivel de agua en las lagunas de SQM aumentaba, el nivel de agua en las lagunas descendía».

Irónicamente, el salar de Atacama fue una vez un gran lago antes de que se secara hace miles de años debido al severo cambio climático. Los científicos están estudiando el desierto hoy en día como un ejemplo de lo que puede suceder con los ecosistemas en otras partes del planeta si el cambio climático global se hace efectivo. Pero en un esfuerzo por mitigar el aumento de las temperaturas con coches eléctricos, las industrias están absorbiendo la poca agua que queda en el desierto más seco del mundo.

Las empresas a menudo hacen un “greenwashing” o ecoblanqueo. Esta narrativa de ecoblanqueo se basa en la afirmación de que es necesario un aumento sustancial de la minería de metales para satisfacer las necesidades materiales de las tecnologías de energía renovable y la infraestructura asociada. Sin embargo, el sector de las energías renovables no consume o consumiría en ningún caso la mayor parte de la producción anual de metales. Sin embargo, esta narrativa permitió a las compañías mineras sacrificar nuevos sitios para explorar y explotar.

Danwatch, SETEM y CATAPA  hicieron una investigación sobre el impacto de la exploitación de litio en la campaña Europea Make ICT Fair.  Este proyecto quiere hacer más visible la cadena de suministro de la electrónica e influir en los compradores públicos para que pidan a sus proveedores de TIC, tanto a las empresas mineras como a las manufactureras, que mejoren las condiciones medioambientales y laborales. Litio, como uno de los metales más importantes en la transición a la energía verde, es el enfoque de este artículo.

Danwatch ha estado en Chile para investigar la creciente industria de extracción de litio del país. En el proceso, han entrevistado a numerosos científicos, empresas, políticos y a las personas que viven más cerca de los sitios de extracción. Han revisado los estudios de impacto de las compañías mineras, así como los pocos documentos de investigación independientes sobre el tema. Basan especialmente la investigación en un estudio de 2019 sobre la minería de litio en Chile realizado por investigadores de la Escuela de Sostenibilidad de la Universidad del Estado de Arizona.
La investigación está apoyada por el proyecto financiado por la Unión Europea, Make ICT Fair, y publicado en colaboración con SETEM y CATAPA.

DISPOSITIVOS QUE DRENAN EL DESIERTO

Pueden encontrar todos los artículos del proyecto de investigación a continuación.

*Artículos originales en Inglés
ARTICULO 1: Nuestra demanda de baterías está secando el lugar más árido del mundo.
ARTICULO 2: Gran parte del litio del mundo se extrae de los territorios de los pueblos indígenas contra su voluntad.
ARTICULO 3: Los pueblos indígenas enfrentan cargos por resistirse a futuros proyectos de litio en todo Chile.

ARTICULO 4: Probablemente haya litio chileno detrás de la pantalla en la que estás leyendo esto.

ARTICULO 5: ¿Cuánta agua se utiliza para fabricar las baterías del mundo?

ARTICULO 6 / ENTREVISTA: Las empresas mineras sólo ven agua. Pero el agua es vida para nosotros.

Entrevista con Clementino López, de 67 años, uno de los cerca de 20.000 indígenas Likan Antai que viven en el desierto de Atacama

ARTICULO 7 / VIDEO: Observe los surrealistas paisajes de extracción de litio desde arriba

Observe los surrealistas paisajes de extracción de litio desde arriba

Autores: Aäron De Fruyt y Charlotte Christiaens.
Fotografía: ©Pablo Rojas Madariaga / Danwatch

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.