NEMO

Reciclaje casi total de residuos mineros sulfídicos de baja ley para la producción de recursos naturales minerales, metales críticos y materiales de construcción en una economía circular.

 

El problema de los residuos mineros en la EU

Fuente: Sitio minero histórico de Río Tinto (Huelva, España) por Alberto Vázquez Ruiz

La minería de metales no ferrosos como el cobre, plomo, zinc, níquel, antimonio y cobalto, así como metales preciosos como el oro, la plata y el platino, es la que produce el mayor volumen de residuos extractivos ricos en metales, con aproximadamente 900 millones de toneladas al año de material inutilizable, y alrededor del 29% de todos los residuos producidos en la UE de los 28. Hoy en día, la mayoría de las minas solo extraen una pequeña fracción de los metales contenidos en los minerales, descartando el resto en enormes volúmenes de colas mineras dejadas en instalaciones de almacenamiento de residuos. Estas instalaciones tienen una vida útil segura limitada y suponen una seria amenaza para el medioambiente y los habitantes locales debido a sus riesgos (p.ej. rotura de presa, derrumbamiento, rotura de geomembrana), comprometiendo a las generaciones presentes y futuras que tendrán que heredar el coste de gestión y la permanente monitorización. Éste es especialmente el caso para los  residuos sulfídicos (de minerales ricos en azufre), que tienden a causar drenaje ácido.

 

‘Reciclaje’ del residuo minero como mejor práctica

Fuente: Proyecto NEMO

En su informe Marcador de las Materias Primas 2016, la Asociación para la Innovación Europea (EIP) sobre Materias Primas lanzó una “llamada a la acción” para transformar el “problema de los residuos extractrivos” en una “oportunidad de recuperación de recursos”. En respuesta a esta llamada, el proyecto NEMO asume el desafío de desarrollar nuevas formas de revalorizar los residuos sulfídicos, a través de la recuperación de metales valiosos y materias primas críticas (cobalto, tierras raras/escandio, magnesio). NEMO toma el liderazgo en el respeto por los principios de cero-desechos del Plan de Acción para la Economía Circular (2015) de la Comisión Europea en lo referente al sector minero. El proyecto también aprenderá nuevas técnicas para concentrar los elementos más peligrosos (arsénico, cadmio) y retirará el azufre en forma de sales de sulfatos (p.ej. de sodio, potasio, magnesio), dejando la fracción mineral limpia para ser utilizada como materia prima para la producción en masa de materiales de construcción (cemento y hormigón). El resultado sería una una drástica reducción del residuo a solo el 5% (aún para ser almacenado) de su volumen original (residuos frescos), dando lugar a muchos menos riesgos para su almacenamiento, y con el beneficio adicional de eliminar toda posibilidad de drenaje ácido de mina. ¡Una mejora que toda mina debería llevar a cabo!

 

CATAPA en una ‘Acción para la Innovación’ del ‘Horizonte 2020’ de la UE

CATAPA es un pequeño socio dentro del consorcio interdisciplinar NEMO, incluyendo 6 socias industriales (4 ingenieras, 1 productora de maquinaria y 1 compañía de materiales de construcción), 4 institutos de investigación, 2 universidades y 2 empresas mineras (los casos de implementación: la mina de Sotkamo en Finlandia y la mina de Las Cruces en España*). NEMO tiene cuatro categorías de objetivos: tecnológicos, económicos, medioambientales y sociales. CATAPA está involucrada en la realización de estos últimos. NEMO afirma su voluntad de lograr un dialogo abierto y mejorar la cooperación entre las distintos actores involucrados (sector minero, comunidades locales, autoridades y ONGs) para implementar sistemas conjuntos de diseño y monitorización, por lo que CATAPA estará trabajando durante los próximos 4 años (2018-2022) en asegurarse de que las voces de la comunidad local sean conocidas y tomadas en cuenta por el consorcio en su implementación de estas nuevas tecnologías en los sitios mineros.

 

Nota (12/02/2019):

El caso de Las Cruces ya no es parte del proyecto debido a que Cobre Las Cruces S.A.U. (filial de First Quantum Minerals Ltd., situada en Canadá) ha abandonado el Consorcio de NEMO a día 29 de Enero de 2019 después de un grave incidente minero ocurrido en su operación en la madrugada del día 23, cuando una importante cantidad de residuos mineros (colas secas) de repente se precipitaron dentro de la corta minera en forma de corrimiento de tierra. Este evento demuestra una vez más la necesidad crítica de encontrar una solución a la constante generación de residuos contaminantes derivados de la actividad minera, para el beneficio de toda la sociedad y nuestro planeta. Para más información visita este blog (en inglés) y/o lee el artículo de Sí a la Vida No a la Minería.

Fuente: Ecologistas en Acción Sevilla (España).


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.